Boletín electrónico nº 2
Abril // 2011

     
 
finanzas

Haga click para ver en grande

Haga click sobre la imagen para ampliarla.

La importancia del control de la tesorería en tiempos de crisis

Sólo han pasado tres años pero parecen tiempos prehistóricos aquellos en que las empresas debían preocuparse poco por sus posiciones de liquidez. El mercado absorbía la oferta, había pocos problemas de cobro y en el caso de necesidades puntuales, allí estaba el banco de turno para prestar lo que hiciera falta y sin analizar demasiado el riesgo.

Pero la Ley del Péndulo es inexorable. De la alegría se ha pasado a un tremendo esfuerzo por conseguir una venta; cobrar ya no es que suponga esfuerzo sino que en ocasiones es materialmente imposible; y pedir que un banco te ayude es una prédica en el desierto (de hecho parece que los fondos para créditos de algunas entidades financieras sean un auténtico erial).

Son tiempos difíciles en los que lamentarse y no actuar sólo puede abocar al desastre. Las fuertes tensiones de tesorería que sufren buena parte de las empresas españolas requieren de un cambio profundo en la cultura empresarial, involucrando a todos los departamentos de la empresa, que deben tomar conciencia de la escasez de recursos y de la obligada necesidad de optimizarlos. En tiempos de crisis prima el control de la tesoreríasobre todos los demás aspectos de la gestión. De nada sirve vender si se cobra tarde y mal y si además, no podemos evitar pagar más pronto que tarde; es mejor ofrecer descuentos por pronto pago razonables que asumir riesgos de cobro a más largo plazo.

Si lo más importante en estos tiempos difíciles es el control de la tesorería, es razonable que el Departamento de Tesorería se convierta en el punto en el que convergen los demás departamentos para dirigir de forma coordinada las políticas de cobros y pagos, puesto que cualquier decisión de la empresa tomada en cualquier sección se convierte finalmente en dinero.

Dos son los objetivos fundamentales del Departamento de Tesorería. El primero es asegurar la liquidez de la empresa y el otro, optimizar sus gastos financieros. Para conseguir este doble objetivo debe cumplir cuatro funciones básicas:

  1. Gestionar los flujos de cobros y pagos, para lo que se hacenecesario definir los instrumentos y condiciones de cobro y pago, cosaque obliga a trabajar codo con codo con los departamentos de ventas yde compras.

  2. Gestionar la tesorería evitando tener saldos ociosos mientrasse están generando intereses por financiación por otro lado.

  3. Analizar la financiación más interesante para la compañía.

  4. Establecer y mantener buenas relaciones con las entidadesfinancieras.

Estas cuatro funciones tienen su reflejo final en el Presupuesto de Tesorería. Es la herramienta que, si parte de hipótesis coherentes y está bien estructurado, nos va a permitir anticiparnos a los acontecimientos y prever posibles necesidades de financiación antes de alcanzar un punto crítico para la empresa, un momento en el que puede ser demasiado tarde para no tomar más que decisiones precipitadas y poco meditadas y que suelen suponer un salto al vacío.

El Presupuesto de Tesorería es un presupuesto de gestión donde se enlazan los presupuestos de explotación de todos los departamentos de la empresa. En él se recaban los datos de gestión de todos los departamentos y se transforma en un flujo de entradas y salidas de dinero, con el objetivo de asegurar la liquidez de la empresa y minimizar los gastos financieros.

Por norma, el Presupuesto de Tesorería se estructura en tres niveles:flujo operativo (generado por la propia actividad comercial), flujo extraordinario (de entradas y salidas no recurrentes como por ejemplo la inversión o venta de activos fijos) y flujo financiero.

La elaboración del presupuesto debe estar dirigida a la toma dedecisiones, por lo que no hay que caer en errores habituales como el exceso de optimismo en las ventas, no periodificar correctamente los cobros y/o los pagos, considerar la financiación como ilimitada o creer que los déficits de caja se puedan cubrir inmediatamente con venta de activos fijos. Para evitar estos errores es conveniente contemplar distintos escenarios (pesimista, realista y optimista) con el fin de anticipar las decisiones y ser ágiles en el análisis de las desviaciones que se van a producir entre realidad y presupuesto.

Para más información, contactar con Jorge Florez, consulor del área Planificación Financiera de ACRconproject en j.florez@grupoacr.com

www.acrconproject.com

c\Fernando Alonso Navarro, 12 - 4ª y 5ª planta - 30009 Murcia. Tel.: 968 24 79 60/968 23 48 50 - Fax: 968 23 49 11

email: informacion@grupoacr.com

Si está interesado en aportar sugerencias, contenidos o información para nuestro boletín póngase en contacto en consultores@grupoacr.com .
Aviso. Este correo ha sido generado de forma automática, por favor no intente responderlo. Los datos personales que puedan constar en esta comunicación han sido recogidos durante nuestra relación comercial o contractual y están incorporados en un fichero titularidad de ACR AUDIMUR S.L.P con la finalidad de gestionar nuestra relación profesional y mantenerle informado acerca de novedades del sector. Puede acceder a ellos, rectificarlos en caso de ser incorrectos, oponerse a su tratamiento o cancelarlos si lo desea dirigiéndose por escrito a ACR AUDIMUR S.L.P, Fernando Alonso Navarro, 12, 30009 Murcia o enviando un e-mail a consultores@grupoacr.com .